¿Es el Barça Messidependiente? Sí y No. Aquí mi análisis

25 Ene 2019
0 Comentarios
5 Valoración media
26 Visto

Comentado en:
Comentarios:
0
Valoración media:
5 (1 rating)
Leído :
Por 26 usuarios únicos
Categorías:
Opinión
Partido
Jugadores
El error está en pensar que sólo dependemos de Messi cuando en realidad también dependemos de Busquets, Xavi e Iniesta

El tema Messidependencia es muy complejo. ¿Es el Barça Messidependiente? Sí y No. Aquí mi análisis:

Parto de la base de que para mi gusto y en palabras de Mr. Seitan, “Messi es el mejor jugador del mundo y de todos los tiempos”. Es evidente por lo tanto que su influencia en el juego de cualquier equipo es total. Su presencia no sólo afecta al juego, sino al estilo (estilo, no sistema). Quedaros con esto porque esa es clave del “fenómeno Messi”.

Un sistema táctico (sistema, no estilo) se construye alrededor de ciertos roles y la relación entre estos. Pero para definir el rol necesitamos un segundo elemento: el estilo. Por eso la clave está en el trinomio sistema-estilo-mando.

A pesar de lo que muchos comentan, lo que nos diferencia de los demás es el estilo, no el sistema. La clave no es el 4-3-3, sino la defensa y el ataque basada exclusivamente en la posesión y circulación del balón y en la presión tras pérdida: transiciones ofensivas lentas y defensivas rápidas. El Madrid tiene un sistema a priori idéntico al nuestro pero un estilo radicalmente diferente, basado en transiciones ofensivas más rápidas y defensivas más lentas. Por lo tanto, es evidente que es el estilo el que determina el sistema y no viceversa, dado que el sistema nunca es estático. Y a su vez, la combinación de ambos define los roles.

Pero entonces, ¿cómo es posible que la dependencia hacia ciertos jugadores exista? Porque hay jugadores que por sus características y talentos únicos, unidos a sistemas disciplinados, estilos únicos y líderes al mando, se convierten en jugadores-rol: lo que puedes hacer con Messi en el campo no lo puedes hacer con ningún otro jugador. Y ello implica que su rol no lo puede ocupar ningún otro jugador del planeta, generando lo que se conoce como Messidependencia, que no es otra cosa que depender de un rol creado exclusivamente para un jugador. Esa fue la obra de arte y la manzana envenenada de Guardiola: crear no uno, sino 4 jugadores-rol: Messi, Xavi, Iniesta y Busquets.

Los jugadores-rol tienen una gran desventaja: son irreemplazables y condicionan totalmente el juego del equipo, con lo que si faltan, hay que ser un entrenador muy grande para saber suplirles. Pero el error está en pensar que sólo dependemos de Messi cuando en realidad también dependemos de Busquets, Xavi e Iniesta. La prueba es el propio Messi en la selección Argentina, donde deja de ser un jugador-rol porque ni tiene otros jugadores-rol con los que relacionarse ni tiene un estilo compartido con sus compañeros.

Todo esto tiene remedio y eso es precisamente lo que me viene preocupando desde la marcha de Guardiola y definitivamente desde la marcha de Luis Enrique (que fue una quimera): ni tenemos estilo fijo (es un caos) ni sistema disciplinado (cada jugador va bastante a su bola). Debido a ello, ni siquiera jugadores como Arthur pueden adquirir el rol que necesitamos porque sin sistemas ni estilos claros, no puede haber roles definidos con precisión. Si el Barça actual recuerda al de años atrás es porque los jugadores-rol que quedan conservan nuestro estilo en su ADN pero si seguimos así, cuando se vayan nuestros últimos jugadores-rol, se habrá esfumado la única reminiscencia que queda del Barça que tanto amamos.

Y COMO LLEGADO ESE MOMENTO NO VUELVA GUARDIOLA, ESTAMOS JODIDOS.

Entrada escrita por Mikelatx
Visita y coméntalo en tu foro del Barça
 
'
  • Mostrar mas comentarios