La decepción con Take Kubo y la escala salarial del Barça

20 Jun 2019
0 Comentarios
5 Valoración media
131 Visto
5 (1 rating)
Blog de opinión del Barça
Lo que más dolor me ocasiona es que se haya comprometido con el eterno rival

Personalmente me duele y decepciona que no le hayan dado la oportunidad a Takefusa Kubo, jugador que conoce la casa y debería ser la referencia del B junto a Riqui Puig. Sin embargo, echando la vista atrás, no me sorprende al recordar a los Grimaldo, Cucurella y un largo etc. de canteranos que han merecido una oportunidad estos últimos años y no la han recibido.

Me hubiese fastidiado el fichaje del nipón por cualquier equipo, pues no cabe duda de que es un jugador prometedor. Lo que más dolor me ocasiona es que se haya comprometido con el eterno rival. No entro a valorar si esta decisión está fundamentada en la influencia de un entorno tóxico pues desconozco si la operación se ha fraguado por la existencia del mismo. Lo que si que no me genera dudas es que la oferta era suculenta, y más aún teniendo en consideración la evolución que han tenido muchos de los jugadores jóvenes y prometedores fichados por el Madrid los últimos años. Asensio asentado en el primer equipo, Casemiro ídem tras su cesión al Oporto, Vinicius y Fede Valverde asentándose paulatinamente a base de minutos, en el caso del Uruguayo previo paso por Depor, Ceballos y Brahim con cierta relevancia en algún momento de su trayectoria en el club blanco, Fabinho campeón de Europa con el Liverpool previo paso exitoso por Mónaco.
El gran fracaso, Odegaard que pasó sin pena ni gloria por el conjunto de la capital y con el paso del tiempo parece ser que ha ganado cierta relevancia en la siempre interesante Eredivisie.

Queda por ver si Take se aclimata bien a la competitiva y dura segunda b o naufraga como el endiosado Odegaard quien fue tratado casi casi como un balón de oro.

No estoy en contra de fichajes como Todibo o Reis, pues son inversiones de futuro. Esta claro que pueden salir mal a costa de un precio reducido, pero si salen bien obtienes jugadores aprovechables o una fuente de ingresos di no tienen cabida en la plantilla.

Lo que si está claro es que hace tiempo que es necesario un cambio de timón en la manera de gestionar nuestro club, volviendo a apostar por nuestra filosofía, la que nos ha llevado a ser un club respetado y admirado, la que ha contribuido a una evolución de este deporte, la que le ha dado sentido al lema Mes que un Club.

Nuestra mayor victoria ahora mismo sería poder dar cumplimiento a lo expuesto en el anterior párrafo, pues aunque eso no suponga materialmente la obtención de un título, supone ganar futuro, y quienes nos dirigen han demostrado en sobradas ocasiones no estar capacitados para ganar futuro, sino más bien para destruirlo.


En directa vinculación con lo anterior escrito, debo incidir en la vital importancia de regenerar la pirámide salarial como una de las piedras angulares para generar un futuro sostenible.

Como decía Cruyff, el dinero del vestuario lo gestiono yo. Es una buena reflexión, la defensa de una figura de autoridad con poder de decisión en renovaciones y su cuantía en base a la meritocracia, con la finalidad de desviar la atención del futbolista de envidias y favorecer el engranaje del equipo, el esfuerzo y el comportamiento profesional.

Es cierto que el futbol hoy en día es distinto a aquel entonces, con una gran influencia y poder de personalidades externas como agentes e intermediarios que subastan a sus representados como mera mercancía con el único objetivo de engordar sus cuentas bancarias. Eso dificulta el planteamiento de la regularización de la masa salarial, pero no la imposibilita siempre y cuando se funcione con cierto orden y autoridad como un club serio. Al fin y al cabo no deja de ser un ejemplo de Project Management.

Incido en la importancia de ir estableciendo lenta y paulatinamente una pirámide salarial con 4-6 escalas en la que prime la cultura del esfuerzo y la meritocracia, en la que tanto el cuerpo técnico como la dirección deportiva como el área negociadora y económica tengan voz y voto en la toma de decisiones.

La filosofía del club, ligada a la posibilidad de optar a las más altas metas deportivas individuales y colectivas deben ser las principales bazas para ir reduciendo la presencia de jugadores que se muevan exclusivamente por mejorar contrato. Ser una referencia de nuevo y un modelo a imitar deben ser el acicate para querer jugar aquí, en detrimento de la promesa insostenible de bañar a jugadores en oro, pues este es uno de los principales motivos de la proliferación de mercenarios y la reducción del hambre ante la seguridad de cobrar una gran suma de dinero independientemente de la cota de éxito alcanzada.

Entrada escrita por Barcarock
 
'
  • Mostrar mas comentarios