Las 10 reglas de Cruyff que hemos perdido

30 May 2019
1 Comentarios
5 Valoración media
270 Visto
5 (1 rating)
Blog de opinión del Barça
El Cruyffismo es la síntesis perfecta entre lo práctico y lo estético, una filosofía que gana haciendo arte

En este foro hemos discutido largo y tendido sobre nuestra “filosofía”, nuestros “valores”, nuestro “estilo”, nuestra “idea”. De lo que hablamos, al fin y al cabo, es de nuestra constitución, de las reglas del juego del FCB. Y no nos equivoquemos: no quiero entrar en los tiempos de la fundación del Barça, de si fue en 1894 o en 1899, de la (inventada) influencia masónica, la animadversión de los católicos hacia los protestantes (Gamper vs Vila), etc. Me quiero centrar en la constitución del Barça moderno desde un punto de vista futbolístico pero sin olvidar el elemento extrafutbolístico, como eje necesario y vertebrador de nuestra identidad como club. Y por favor, no confundamos esto con la política, que nada tiene que ver.

Pues bien, tal y como yo lo veo, Cruyff como entrenador representa un antes y un después en nuestra historia. Él llegó para redactar una nueva constitución, una que rompiera con la anterior y que fundara las nuevas reglas del juego, de la misma manera que los colonos americanos rompieron con los ingleses, para darse a sí mismos unas nuevas regla de juego. Es esta una percepción? No, es un hecho porque fue la consecuencia directa de un hombre con una intención clara. También la de un presidente que le apoyó durante largo tiempo. Y por qué digo que es un hecho? Porque Cruyff dejó constancia de ello, por escrito. Escribió una constitución que sin querer o queriendo, se fundió con los anteriores 90 años de historia para pasar a formar parte sustancial del “Mes que un club”.

Aquí dejó sus 10 “reglas”

1) Disfrutar del fútbol para el público y también para los jugadores. El fútbol es espectáculo, si no, no es fútbol.

2) La técnica y su perfeccionamiento deberán convertirse en la preocupación del jugador.

3) Siempre debemos estar dispuestos a aprender cosas nuevas de los demás.

4)La ilusión es esencial en general pero sobre todo en el fútbol.

5) El respeto por los compañeros, por el público, por el árbitro, etcétera, es básico en el deporte y en la vida.

6) Debemos ser buenos compañeros y aceptar que los demás cometerán errores y que tendremos que ayudarles del mismo modo que ellos también lo harán cuando los cometamos nosotros.

7) En el fútbol y en la vida resulta indispensable saber trabajar en equipo, comprender que un jugador sólo no puede ganar un partido.

8) La entrega al cien por cien es absolutamente necesaria en el fútbol.

9) El futbolista tiene una gran responsabilidad social. Es un modelo para mucha gente y representa unos colores y una afición.

10) El fútbol es una buena escuela para la formación personal y ayuda a madurar como persona.

¿Cuantos de estos puntos se cumplen en la actualidad?

¿Es el fútbol de Valverde un espectáculo? ¿Habéis disfrutado viendo jugar al equipo? Vosotros mismos. Salir a calentar 10 minutos antes de un partido o irse de viaje un día antes de jugar tampoco deja claro que estén muy comprometidos con la mejora de su técnica. Tampoco hay autocritica empezando por el entrenador, a diferencia de Luis Enrique que siempre asumía la culpa en los fracasos.

Sobre la ilusión en el equipo, ¿Veis ilusión en Valverde? ¿Veis ilusión en jugadores que hagan lo que hagan se van a pasar la temporada en el banquillo? Por otro lado, también hemos tenido que aguantar ver como no se respetaba a compañeros con ciertas caras y gestos que Messi, Suarez y compañía hacen a algunos de sus compañeros cuándo cometen algún fallo.

Ni compromiso, ni juego en equipo (balones a Messi), ni se puede decir que seamos un ejemplo social a dia de hoy. Sin mencionar el nulo trato a la cantera en los últimos años.

Ahora echemos un ojo a su aporte puramente futbolístico, lo que llamaron “fútbol total”

1) Planteamiento ofensivo, siempre. Ojo, no confundir con defenderse con uñas y dientes durante los últimos 5 minutos de una final de Champions. No hagamos trampas.

2) Control del juego, que a menudo confundimos con posesión estéril: nada que ver. La posesión es el instrumento, jamás un fin en sí mismo. No se pretende una posesión larga, sino una transición elaborada. El primer toque es fundamental para mover rápido el balón y favorecer el intercambio de posiciones. Se busca la complejidad a través de la sencillez y no la sencillez camuflada como complejidad.

3) Centro del campo como eje del equipo: todo pasa por el centro del campo. Pero ojo, no porque así se le ocurriera un buen día por la mañana, sino porque el centro del campo es el espacio desde y hacia el cual tanto la línea de ataque con la de defensa pueden fluctuar. A su vez, el centro del campo baja para sacar el balón jugado y sube para abrir espacios en 3/4, buscando siempre la superioridad posicional. Por eso las líneas están muy juntas, lo que además de la circulación rápida, permite el press tras pérdida ordenado e intenso.

4) Movilidad extrema de los jugadores e intercambio continuo de posiciones, para desestabilizar al rival. Por eso la única forma de defenderse contra nosotros eran las defensas cerradas y posicionales, dado que un marcaje al hombre, podría sacar a los centrales hasta Ecuador. Por cierto, el prescindir de un 9 ya lo hacía Cruyff y curiosamente fue una innovación de su tiempo (no de su exclusividad, es verdad), dado que en la época lo normal era tener un 9. Esto va dirigido a los que dicen que hace falta un 9 para sujetar a los centrales, cuando con nuestro estilo no hace falta un jugador que sujete a los centrales porque hay 3 o 4.

¿Hace falta explicar por qué ninguno de los anteriores se cumple?

Sé que éste no es foro político pero hoy me tomaré la licencia no de hacer ideología, sino de hacer ciencia política. Una verdadera constitución, aquella que constituye, no se reforma, sino que se enmienda. Es decir, no se cambia, se adapta a los nuevos tiempos. La diferencia entre la reforma y la enmienda es radical, abismal, definitoria.

El Cruyffismo como parte indispensable del “Mes que un Club” es lo que yo entiendo como la constitución del Barcelonismo. Y es innegociable. Cruyff además cerró el círculo regalándonos (junto con el apoyo de socios y directivos y el trabajo de cientos de personas) una filosofía muy próxima a la que fundó el club: el Regeneracionismo, que abogaba por el deporte colectivo al aire libre cuando lo que se hacía en la época era encerrarse en los gimnasios. El hacer del fútbol algo público, de los aficionados, un ejemplo para los jóvenes. Eso es para mí el ADN Barça. Por eso no me gusta que un club nacido en Barcelona, fundado, entre muchos otros, por un suizo, machacado por un dictador y llevado a la élite por un holandés, haya caído en manos de un presidente hipócrita, que odia el Cruyffismo mientras en público afirma amarlo y que ha fomentado los anti-valores culés, tal y como he expuesto con anterioridad. Y a él le acompañan figuras como la de Piqué, que se echa la bandera culé a la espalda para vendernos la idea de que su apoyo a Valverde se debe a su amor al club y no a su amor a los negocios y a la buena vida. ¿Que rinde en el campo? ¡Más que rendiría si tuviera la dedicación de Puyol o Xavi, en vez de irse de viaje un día antes de vestirse nuestra camiseta! Podemos y debemos adaptar la constitución a los nuevos tiempos, desde luego, pero lo que no aceptaré jamás es su violación sistemática y lo que es peor, encubierta, camuflada, disfrazada de “evolución”.

Y, ¿por qué el Cruyffismo? ¿Por qué este empeño? ¿Por qué tanta cabezonería? ¿Por qué narices soy tan pesado, hostia? Porque es la síntesis perfecta entre lo práctico y lo estético, una filosofía que gana haciendo arte y que enseña a las nuevas generaciones que no es el fin el que justifica los medios, sino los medios los que justifican el fin.


Decía un sabio que siendo una constitución antidemocrática, cuanto más se cumpla, más lejos se estará de la democracia.

Entrada escrita por Mikelatx
 
'
  • Trison
    » 27 Jul 2019 21:05 Enlazar comentario
    Me quito el sombrero ante este fantástico post que has escrito, Mikelatx. C reo que es muy dificil expresarlo mejor de lo que lo has hecho. Muchas gracias por posts como este.
    • Escribe tu comentario
  • Mostrar mas comentarios